DISNORTE-DISSUR

A partir de octubre del año 2000, con la modernización del estado y la privatización, surgen las empresas de distribución de energía Disnorte y Dissur en un afán de mejorar la prestación del servicio de distribución. A partir de entonces,  se adoptan nuevas y modernas formas de gestión y de operación, en busca de alcanzar la calidad total. La demanda de nuevos suministros y el deterioro de las redes de distribución plantearon grande retos a los que hubo que hacerle frente.

Desde entonces se puso en marcha un plan de mejora que incluía desde gestión de procesos, la formación al personal administrativo y operativo, el remozamiento de las oficinas y centros de atención, el cumplimiento de la normativa de prestación de servicio.

Dando cumplimiento a la normativa de prestación de servicio se pone a disposición del cliente información de interés: pliego tarifario, deberes y derechos del cliente, se coloca el libro de quejas, foliado y rubricado por el Ente Regulador del Servicio – Instituto Nicaragüense de Energía (INE) entre otros, lo cual se garantiza  a través de proceso de supervisión.

Nuevas tecnologías

En 2001 se constituye el Laboratorio de la Medida,  dotado de herramientas especializadas que permiten, de manera segura y mediante la aplicación de métodos científicos, la calibración de medidores bajo normas y estándares de riguroso calidad.

Se digitaliza la red de distribución eléctrica en media tensión, lo que permitió gestionar de forma efectiva las brigadas de operación y mantenimiento, al poder visualizar gráficamente todos los elementos activos que forman la misma: líneas primarias de distribución, Centros de Transformación y Transformadores.

Se automatizan los procesos de gestión mediante la implantación de sistemas de Información Económica y sistemas de Gestión de Aprovisionamiento.

A finales de 2008 se implanta un nuevo modelo de Arquitectura de Red que consiste en ubicar protecciones a lo largo de los diferentes circuitos, a fin de aislar las fallas en el sistema eléctrico, disminuyendo significativamente la cantidad de clientes afectados por averías.

Paralelamente se implanta el Sistema de Control y Adquisición de Datos (Scada), que permite el telecontrol de las líneas de media tensión, disminuyendo así  los tiempos de respuestas ante incidencias, cortes programados o averías reportadas por los clientes.

La modernización de la Oficina de atención telefónica 24 hrs – desde donde se  atiende telefónicamente las 24horas del día, constituyendo así un canal abierto de forma permanente para nuestros clientes-, a través del cual, pueden gestionar: reporte de incidencias o averías, consultas saldos, solicitudes de nuevos servicios, cambios de tarifas, entre otros servicios.

Protocolo de entendimiento

El brutal incremento del petróleo trajo consecuencias difíciles que repercutieron en la tarifa eléctrica.  Sin  embargo un hito importante para las Distribuidoras fue la firma de un Protocolo de Entendimiento con el Gobierno de Nicaragua, en el año 2008, que sentó las bases para un nuevo plan de inversión y nuevas garantías para la prestación del servicio. La firma del protocolo se materializo en el 2008 y posteriormente fue ratificado por la Asamblea Nacional en 2009.

Como parte de los compromisos asumidos en el protocolo, se promueve la aprobación de la “Ley de Distribución y Uso Responsable del Servicio Público de Energía Eléctrica”, el 12 de junio de 2008, entrando en vigencia el 28 de agosto de ese mismo año.

Evolución del servicio

En la actualidad las empresas cuentan con más de 900 mil clientes. Hemos trabajado de la mano con el Gobierno y demás  agentes del sector energético nicaragüense,  para satisfacer la demanda energética del país y mantener un equilibrio financiero que garantice la rentabilidad y sostenibilidad energética nacional.

Durante estos años de servicio las empresas Distribuidoras han procurado la firma de contratos que promuevan el uso de energías renovables promoviendo así las fuentes de generación amigables con el medio ambiente y  ofreciendo a nuestros clientes energía más barata ya que este tipo de generación tiene menor costo que la térmica.