Tips de seguridad energética

Nuestra prioridad eres tú, por eso ponemos a tu disposición esta serie de consejos que harán tu vida más cómoda, fácil y segura.

Evita el contacto del agua con la electricidad

•Para utilizar cualquier aparato eléctrico debes tener las manos y pies secos, y estar preferiblemente calzado.
•Ten en cuenta que el equipo se encuentre en buen estado.
•Antes de conectar un aparato eléctrico comprueba que no está mojado ni sucio.
•En los cuartos de calderas, cuartos fríos, zonas húmedas, las tuberías de agua fría y caliente, desagües, cercos metálicos de puertas y ventanas, radiadores, etc., deben que estar conectados entre sí,  y a la red de tierra.
•Evita utilizar aparatos eléctricos cerca de almacenamientos de agua.

Manipula los equipos eléctricos con precaución

•Comprueba que la tensión de tus equipos eléctricos es la adecuada para tu negocio y que dispones de suficiente potencia eléctrica contratada, esto  evitar sobrecarga en las líneas.
•Si necesitas manipularlos, desconéctalos antes, tirando de la clavija aislante que los conecta a la pared: no tires nunca del cable directamente.
•Utiliza la toma de tierra si disponen de ella y tu instalación lo permite..
•Ubica los equipos eléctricos a una distancia prudencial de la pared para evitar el sobrecalentamiento. Si aparece humo o algún olor inusual, desconéctalos inmediatamente y hazlos revisar por un técnico.
•Apagar y descontar  los equipos eléctricos antes de salir del local.
•Para manipular los equipos debes utilizar las herramientas adecuadas para este trabajo, así como el EPP (Equipo de protección personal).
•Se recomienda utilizar ropa adecuada y cómoda.
•Se recomienda utilizar equipos de protección para la cara, cabeza y ojos.
•Utilizar guantes y zapatos con suela de goma.

Infraestructuras eléctricas

•Las torres, postes de tendido eléctrico y casetas de transformación pueden ser peligrosos: no entres o subas a ellos, no les tires piedras u otros objetos, y no los utilices como soportes.
•En zonas situadas debajo de una línea eléctrica, no manipules objetos que puedan llegar a tocarla.
•Si la caja de conexiones de una luminaria estuviera abierta, no la toques bajo ningún concepto.
•Si encuentras un cable en el suelo, no lo toques, avisa a la empresa eléctrica.

Mantén tu instalación eléctrica con seguridad

•Realiza mantenimientos y revisiones  periódicamente a tus instalaciones eléctricas cada seis meses, ten en cuenta que el tiempo de vida útil de una instalación eléctrica es  mínimo diez años.
•Rotula y señaliza de manera correcta las instalaciones, equipos de protección y circuitos de una instalación eléctrica en su totalidad, esto permite que a la hora de maniobrar  tu acción sea la precisa.
•Comprueba que el interruptor general y el cuadro de mando y protección están situados en un punto fácil de acceso que conozcan todo el personal de la empresa.
•Si vas a manipular una instalación, apaga antes el interruptor principal. Hazlo, por ejemplo, antes de cambiar un bombillo o un interruptor, o bien para una toma de corriente de un nuevo equipo para tu negocio o para instalar cualquier maquinaria, esto da lugar a un trabajo seguro y adecuado.
•No uses nunca aparatos con cables pelados, clavijas rotas, enchufes deteriorados etc.
•Si un aparato te da "calambres", desenchúfalo inmediatamente y llama a un técnico.
•No pongas cables eléctricos debajo de las alfombras, o materiales que puedan deteriorar el tubo dieléctrico o el aislante.
•Lea todos los avisos de advertencia y las instrucciones cuando use un artefacto eléctrico, maquinaria y herramientas eléctricas.
•Utiliza un enchufe para cada receptor, cuando sea posible. Las conexiones múltiples pueden producir sobrecalentamientos.
•Revisa que los equipos se encuentren en buen estado antes de echarlo a funcionar.
•No coloques pantallas o recorrido de cables cerca de bombillos de calor.
•Tus instalaciones deben cumplir con las normas para la construcción de sistemas eléctricos. CIEN o NEC
•Al instalar los equipos eléctricos debe dejarse lugar suficiente alrededor de los mismos como para permitir no sólo el trabajo adecuado sino también el acceso a todas las partes del equipo para su reparación, regulación o limpieza.
•Los lugares donde existan equipos de alta tensión no deben usarse como pasaje habitual del personal.

En caso de accidente eléctrico

•Si puedes, corta la fuente de alimentación de la corriente. Si no, coge a la víctima por la ropa y tira de ella sin entrar en contacto con su piel. Si fuera necesario, cubre las partes desnudas con ropa seca antes de tocarle.
•En caso de incendio eléctrico, utiliza un extintor para apagar el fuego.
•Si se produce una quemadura, antes de tratarla lávate las manos cuidadosamente. Enfría la quemadura con agua, limpia a su alrededor con una compresa húmeda y esparce una solución antiséptica.
•No toques directamente la quemadura ni abras las ampollas que se formen en ella. Si la quemadura es importante, no pongas cremas y acude a tu centro de asistencia médica.